¿Donde comer en Almagro?

Comer en Almagro no sólo representa una apuesta por la tradición sino, además, una mirada al presente y futuro de la cocina manchega. La cocina de la zona se asienta sobre las firmes raíces de la historia. Estamos ante platos, en su mayoría contundentes y vigorizantes, ideales para una larga jornada de trabajo en el campo, la razón apoyada en la antigua tradición por la que gran parte de estos guisos y recetas son tan poderosos.

comer-de-bares-almagro

La gastronomía manchega es rica en platos de cuchara, cuchillo y tenedor, siempre con un ojo puesto en la tradición y otro en las nuevas propuestas.

En efecto, muchos de ellos pueden disfrutarse a modo de ración o tapa (el pisto y el salpicón, sin ir más lejos, son dos platos ‘sociales’ por excelencia). Regados de un buen vino de la zona (no puedes comer en Almagro sin probar un buen caldo de Valdepeñas), puedes ir saltando de tapa en tapa y hacer un viaje por la historia de la cocina de nuestra tierra, de manera económica y variada.


Entre los platos más esenciales de la tradición culinaria manchega, se encuentran:

  • – El pisto manchego.
  • – Las migas.
  • – El salpicón.
  • – Los duelos y quebrantos.
  • – La olla podrida.
  • – El morteruelo.

Ninguna de estas propuestas deberían faltar en una visita culinaria a Almagro. Una de las grandes ventajas de la presentación de la mayoría de platos que integran la gastronomía manchega reside en el hecho de que son perfectos para compartir.

Propuestas gastronómicas en Almagro

Gastronomía manchega