Saltar al contenido
Almagro

Turismo rural en Almagro

casas-rurales

El turismo rural está ganando cada vez más adeptos porque permite disfrutar de una forma diferente del turismo que se aleja de los tradicionales destinos de sol y playa pero que tampoco tiene nada que envidiar. En nuestro país tenemos infinidad de propuestas diferentes para pasar un fin de semana o unas vacaciones inolvidables. Almagro es una de esas poblaciones que se presta al turismo rural por toda la oferta cultural, gastronómica y de ocio que tiene.

El alojamiento es uno de los principales alicientes del turismo rural dado que en prácticamente todos ellos se conjugan diferentes características (cultura, reaprovechamiento arquitectónico, oferta gastronómica, relax…) que harán de dichos establecimientos algo muy especial por muchas razones, algunos porque están emplazados en antiguas casas, otros por su entorno natural, por su entorno cercano y agradable, y por muchas otras características dignas de vivir en primera persona.

Hacer turismo rural cerca de Almagro

Cómo elegir un hotel rural

Aunque hay existen muchos hoteles rurales, debemos tener en cuenta varios aspectos para que nuestra estancia sea lo más confortable y agradable posible.

En un hotel rural se va a descansar, a disfrutar de lo tradicional y a vivir la naturaleza entre otros detalles, por lo que si buscas un alojamiento con acceso a Internet de alta velocidad, un monitor de pantalla plana de 42 pulgadas y los últimos gadgets tecnológicos, mejor busca otras alternativas de turismo.

Alojamientos en Almagro para tu estancia

Comparar precios y servicios

Se debe tener muy en cuenta el precio de los alojamientos y, aunque son más asequibles que los grandes hoteles de 4 y 5 estrellas, hay opciones que también tienen tarifas apreciables. Sin embargo, la ubicación es algo que también se paga, además de las infraestructuras con las que cuente el alojamiento. Hay que buscar y comparar precios y servicios que ofrecen. Normalmente no hay una gran diferencia en precios, pero es muy recomendable buscar información en las web de hoteles rurales para conocer los costes, infraestructuras y servicios; de esta forma tendremos diferentes lugares entre los que elegir.

No podemos olvidar la forma de llegar, podemos encontrarnos con el hotel rural tan hermoso que hemos seleccionado, pero que solo tenga acceso por un camino empedrado, sin asfaltar y en una pronunciada pendiente. Es otro de los puntos importantes a tener en cuenta.

Las alternativas de ocio cercanas también son otro de los puntos a tener en cuenta, porque ver la naturaleza está bien, pero disfrutar de ella haciendo actividades es mucho mejor. Hay hoteles que cuentan con servicio de actividades, guías, etc., pero también hay otros que tienen cerca diferentes lugares de interés que pueden ser una estupenda alternativa de ocio durante nuestra estancia en el destino.

También es importante saber si el hotel acepta niños o mascotas, porque también son parte de nuestra familia. Las actividades para los más peques de la casa también deben ser tenidas en cuenta para que no se aburran durante la estancia.

Disfruta del turismo rural en Almagro en familia

Cada vez son más las opciones que tenemos las personas para hacer viajes y desconectar para reencontrarse con la naturaleza. El turismo rural en familia es cada vez más demandado y son muchas las casas rurales las que se orientan a las familias con niños. Las hay que tienen parques de bolas, castillos pequeños hinchables, y todo un montaje que se integra en la casa rural para que los padres puedan disfrutar y sus hijos también.

turismo-familiar

No obstante, cuando se planifica un viaje en familia, también se plantea realizar rutas de senderismo que se puedan realizar con los peques y disfrutar de la naturaleza en familia de forma divertida.

Hay que involucrar y educar a los más pequeños a tener contacto con la naturaleza para que tomen conciencia y crezcan con unos valores fuertemente arraigados para que sean capaces de valorarla y cuidarla.

Hacer rutas en familia no solo es divertido, también es una terapia necesaria. Escapar de la rutina donde los padres entran en su espiral de trabajo para mantener la familia y los hijos con sus estudios, es primordial para fortalecer la unión familiar disfrutando de actividades conjuntas y divertidas.

Equipo imprescindible para practicar senderismo

Es necesario (más bien imprescindible) que si vas a realizar una ruta de senderismo por la población y alrededores cuentes con el equipo imprescindible para que estés seguro en todo momento. Para empezar, hazte con unos pantalones de senderismo impermeables y, a ser posible, de dos piezas, para que puedas ‘transformarlos’ en cortos en función del calor, el terreno o la hora. Cuantos más bolsillos tengan más libertad tendrás para guardar mapas, brújulas, GPS, reloj…

Las botas deben ser específicas para el senderismo y los deportes de montaña. Tienen que permitir la transpiración, pero a la vez, ser lo suficientemente robustas para resistir los accidentes del terreno, proteger el tobillo y resguardar del agua. No caigas en el clásico error de creer que con esas viejas zapatillas deportivas hay más que suficiente.

La camiseta ha de ser transpirable (prueba a llevar dos, si tienes espacio) y tienes que contar con una chaqueta o chubasquero térmico que te proteja en caso de lluvia y te resguarde si te sorprende el frío de la mañana o las últimas horas de la noche.

Siempre has de llevar el móvil contigo, al máximo de batería y comunicar a alguien cercano (y, a ser posible, también a alguien de la localidad de partida) que vas a salir a practicar senderismo, detallando en la medida de lo posible la ruta que vas a seguir.

En tu mochila no deben faltar una brújula o GPS, mapa, navaja multiusos, reloj, mantas térmicas y abundante agua. Asimismo, te recomendamos llevar gafas de sol polarizadas y una gorra para evitar el castigo del sol en las horas en que más aprieta.

Procura contar con un par de bastones telescópicos de senderismo, que te serán de gran ayuda para sortear el terreno más accidentado y exigente. En cuanto a las provisiones, procura llevar alimentos de gran aporte energético y calórico que, además, ocupen poco espacio y pesen lo menos posible. Las barritas de cereales, chocolate o miel o los frutos secos son una opción muy interesante, así como ciertos embutidos curados como la cecina.

Si es posible, prepara un botiquín de emergencia con lo más básico: agua oxigenada, gasas, vendas, antipiréticos, suero…