Monumentos religiosos en Almagro

Almagro alberga un patrimonio cultural histórico y religioso que se ha ido conservando con el paso de los siglos. Son muchos los monumentos religiosos que visitar en la localidad almagreña y conocer el origen de cada una de estas bellezas arquitectónicas.


Si vienes a hacer turismo en Almagro coge boli y papel para anotarte estos sitios de gran interés cultural o guarda en favoritos esta web para tener a mano toda esta información que te será de gran utilidad durante tu estancia.

A continuación te vamos a desgranar una serie de iglesias, conventos y ermitas, para que tengas una información detallada de cada monumento antes de visitarlos y programes tu itinerario.

Iglesia de la Madre de Dios

La iglesia se encuentra situada en lo que fuera el Hospital de Nª Sra. de La Mayor, solares que fueron adquiridos por la Villa en el año 1.546. Su estilo es gótico con apocados matices de estilo renacentista. La Iglesia de La Madre de Dios se levanta sobre una lonja, es un tipo de iglesia de salón columnaria, un ejemplar que se extiende por toda comunidad manchega.

Las naves, de idénticas alturas, son cubiertas por una bóveda de crucería. Su altar mayor idolatra a la Virgen de las Nieves, su patrona, en el periodo anual que la imagen permanece en Almagro. Esta iglesia es el templo con mayor dimensiones de toda la provincia de Ciudad Real. Su fachada presenta contrafuertes de grandes dimensiones, un gran rosetón de ladrillo que data del año 1.602.

El arquitecto Benito del Soto, en el siglo XVII, fue el artífice de la construcción de la torre inacabada en el lateral derecho de la fachada.

Iglesia de San Blas

La Iglesia de San Blas fue denominada en sus orígenes San Salvador hasta el siglo dieciocho, que fue cuando se puso bajo la advocación de San Blas.

El Festival de Teatro de Almagro usa la iglesia desde el año 2.005 con una programación que se centra en conciertos de música. El origen de esta asciende a la llegada de los Függer a Almagro en la primera mitad del siglo dieciseis, al serles otorgados los Maestrazgos de las Órdenes por Carlos V como retribución a sus servicios bancarios.


Con el deseo de agradecer a la divinidad de los beneficios percibidos, Jacobo Függer decide reedificar la antigua ermita del Salvador, cuyo nombre fue mantenido hasta el siglo XVIII porque hoy en día es conocida como Iglesia de San Blas. Esta obra es puesta en marcha por los maestros que se encuentran en la órbita del monasterios de la Asunción de Calatrava.

Esta construcción fue tramitada en dos fases, un primer tramo con la cabecera por Jacobo Függer, y otra fase de la nave y de la torre, obra de sus sobrinos Jacobo y Marco, atribuida a Enrique Egas el Mozo.

La capilla, al no tener crucero y de una sola nave, se forma como un espacio único y dividido en una cabecera poligonal y otros dos tramos que están cubiertos por bóvedas de crucería con discos en las claves, donde sus nervaduras apoyan sobre unas ménsulas decorativas con emblemas heráldicos de los Függer. El coro situado a los pies, es formado por una balaustrada de madera que albergaría el escudo del que fue fundador.

Por otro lado, el sotocoro presenta un artesonado de madera y casetones decorados por unas rosetas. Su parte exterior está construida por paramentos de mampostería y estructurado con unos contrafuertes. Sus ventanas son sencillas, arcos de medio punto que iluminan el interior. Su portada principal está construida en arenisca y con orientación al sur, formada por un arco de medio punto de jambas cajeadas y una decoración con flores de cuatro pétalos en una línea de impostas, donde la rosca del arco están decoradas con motivos vegetales y con grutescos las enjuntas.


Su emblema de vigilancia y de valor, es representado por un monstruo fabuloso con cabeza, garras y alas de águila y con cuerpo de león. Por lo tanto sus puertas adquieren un sentido de protección.

Un monumento religioso de visita obligada en tu viaje de turismo en Almagro.

Iglesia de San Agustín

El convento del Santísimo Sacramento de los Agustinos, es una de las edificaciones religiosas que mejor representa la cosmovisión barroca (pintura y arquitectura).

En la actualidad solo se levanta la iglesia con unos notables frescos en su interior dignos de ver. Esta fue ordenada construir en el año 1.625 por la familia Figueroa, y sus obras no comenzarían hasta principios del siglo dieciocho, concluyendo en 1.719. No obstante su claustro está todavía por terminar.

El estilo de la Iglesia de San Agustín es barroco con una planta de cruz latina y una nave central de grandes dimensiones, cubierta por una bóveda de cañón con lunetos. Sus naves laterales forman capillas en su parte interior y unas tribunas en la parte superior, que dan paso a la nave central mediante unas ventanas con marcos con orejeras que se cubren por celosías. También son destacables sus columnas gigantes de su fachada.


Esta iglesia es una obra maestra de la época barroca de la provincia y más cercano al barroco de Andalucía que al barroco madrileño. En la actualidad no se utiliza para el culto, se usa por el Museo Nacional del Teatro, complementando su programación habitual de visitas.

Ya sabes, no olvides visitar esta obra arquitectónica barroca cuando viajes a Almagro.

Convento de Santa Catalina de Siena

¿Te suena el Parador Nacional de turismo de Almagro? Pues es donde se alberga en la actualidad el parador. Fue habitado por los franciscanos en 1.612 y de todo el conjunto inicial solo queda la iglesia.

Convento de la Encarnación Dominica

Este convento que se deduce fue terminado en 1.597, está formado por una nave y capillas en sus laterales, que está cubierta por una bóveda de cañón con lunetos, donde el crucero queda cubierto con bóveda de arista.

Tiene una fachada sencilla y una portada que fue rematada en el siglo XVIII con un excelente escudo que es sostenido por leones rampantes y una corona con los escudos de los condes de Valdeparaíso y los marqueses de Añavate.

Convento de la Asunción de Calatraba

El comienzo de sus obras datan del año 1.519 y se hizo como hospital. Luego pasaría a convertirse en un monasterio que fue fundado por el Comendador Gutiérrez de Padilla para las religiosas de la Orden de Calatrava.

Su arquitectura es la más espectacular y ambicionas.

Fue habitado por los calatravos entre los años 1.827 y 1.836 y también sirvió de cuartel una vez fue restaurado en 1.860 y ocupado después por los padres dominicos a fina de siglo. El convento se encontraba fuera del amurallado de la ciudad, junto con el Convento de Santa Catalina y el Convento de Santo Domingo.


Iglesia de San Bartolomé

Conocida también como la iglesia de la Compañía de Jesús. Su fundación data del año 1.602 por Felipe III. El origen fue en la plaza pero al hundirse se trasladó a un sitio más cercano. La financiación de la obra salieron de los fondos de los más fieles y de la familia de los Mera. Esas obras tuvieron comienzo en 1.625, que se dilatarían durante decenios.

Los jesuitas fueron los encargados de la construcción y aunque se dio por terminada en el año 1.735, todavía en 1.777, cuando expulsaron a los jesuitas, el colegio estaba por acabar. Esta dilación en el tiempo hace determinante la mezcla resultante del proyecto inicial con grandes connotaciones clasicistas expuestas en el primer cuerpo de su portada de la Iglesia y el Colegio, con esa transformación estilo barroco propiciada por su segundo arquitecto, Tomás Núñez de la Barrera.

Convento de Nª Sra. del Rosario

Fue la antigua Universidad Renacentista de Almagro. Fue construida en el año 1.538 y fue ocupada finalmente en 1.539. Las clases dieron comienzo en 1.574 en las facultades de Arte, Filosofía y Teología. Cuando las obras del colegio/universidad se acabaron, fueron implantadas el resto de temarios de Lengua Latina, Sagradas Escrituras y Cánones. En 1.835 fueron expulsados los dominicos y fue el momento en el cual sufre una ascendente y progresiva desmantelación, que acabó en el olvido.

Ermita de San Juan Bautista

Construida en el año 1.626, la ermita presenta varias edificaciones. Destacan su nave central, una cubierta por un artesonado de par y nudillo, que presenta una decoración de escudos heráldicos y lacerías. La parte más destacada de la Ermita, es la capilla Virgen de los Remedios, cuya ampliación se lleva a cabo en el siglo dieciocho.

La decoración de la capilla Virgen de los Remedios es lo más notorio y destacable. Sus pinturas al temple y yeserías, son similares con las pinturas de la iglesia de San Agustín de Almagro.