Plaza Mayor de Almagro

Centro histórico de la villa

Es el punto neurálgico y de los habitantes de Almagro y de todos los visitantes que acuden a la localidad manchega de turismo. La Plaza Mayor representa un gran valor patrimonial y se utiliza como un espacio escénico durante la celebración del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro en el momento de su segunda edición allá por el año 1979.

Almagro uno de los pueblos más bonitos de España

Fue uno de los pueblos privilegiados al serle otorgado el distinto de uno de los pueblos más bonitos del estado español, junto con pueblos como Santillana del Mar o Peñíscola.

Un título concedido por la Asociación de los «Pueblos más bonitos de España» en la Feria Internacional del Turismo (Fitur).

Por lo tanto, Almagro presume de un gran legado cultural, monumental y artístico.

Es un destino para hacer turismo elegido por muchos viajeros que visitan la población manchega en busca de nuevas sensaciones culturales y llenas de historia.

Si todavía no has viajado a esta encantadora villa manchega, es el momento de hacerlo. Existe una gran oferta de alojamientos como: casas rurales, apartamentos y hoteles con estructuras arquitectónicas que te dejarán sin aliento.

En Turismoalmagro.org te mostramos con detalle muchos de los lugares que debes visitar y te aconsejamos alojamientos muy bien puntuados y recomendados por viajeros que ya estuvieron de visita en Almagro.

Arquitectura de origen medieval

SOPORTALES Y CORREDORES

La plaza tiene una arquitectura de origen medieval, con soportales y corredores, que fue tomando forma a finales del siglo XV. Sin embargo, soportó múltiples transformaciones durante el siglo XVI con la llegada de los Függer, familia de empresarios originarios de Alemania y subordinados del emperador Carlos V, que además, les fueron arrendadas las minas de azogue de Almadén.

Mientras estuvieron asentados en Almagro, realizaron nuevas edificaciones en la plaza y se les atribuye las bellas galerías acristaladas de color verde, que hacen memoria a los edificios de Europa del norte.

Se sitúa en el centro del casto histórico de Almagro y confluye entre las vías principales de comunicación de la localidad. Es un lugar de encuentro de los profesionales del teatro y participantes del Festival, el público asistente y los habitantes de este maravilloso y encantador pueblo manchego.

Restauración de la plaza

Fue en los años 60 cuando comenzó su restauración y que duró hasta casi finales de la década, justamente hasta el año 1967. La obra fue conducida por el arquitecto Francisco Pons-Sorolla, que da lugar a la morfología actual de la plaza. Tiene la planta rectangular e irregular con unas dimensiones de 104,5 por 37 metros. El Ayuntamiento preside la maravillosa obra con una fachada de piedra sillas espectacular.

Su particularidad está en sus lados mayores, con el conjunto de viviendas que se integran sobre los soportales a dos alturas.

La acera de la umbría

la parte más ancha de la plaza

La acera de la umbría, es como antiguamente se llamaba a la parte más ancha de la plaza y donde se ubica la puerta blasonada, entrada al Corral de Comedias, construido por Leonardo de Oviedo en el año 1628, donde se ubicaba el mesón del Toro.

Una plaza con mucha vida

El mes de Julio es uno es la época del año donde Almagro se viste con sus mejores galas, durante el Festival de Teatro, se levanta un gran escenario entre la zona de jardines del fondo y el Palacio Maestral, el edificio donde se encuentra el Museo Nacional del Teatro.

Esto permite que las representaciones sean visualizadas por un gran volumen de espectadores, alrededor de unas cinco mil personas pueden disfrutar de estas obras al aire libre en la plaza y en las ventanas de los corredores.

Un alto en el camino

Comer a la carta o de tapas, ¿qué prefieres?

Disfruta del entorno de La Plaza Mayor de Almagro y haz un alto en el camino en sus tabernas y restaurantes metidos entre los soportales de esta maravilla de la arquitectura medieval.