Una delicia natural

La berenjena es una de las materias primas y platos, en sus diversas manifestaciones, más típicos de la gastronomía de Almagro. Su utilización preponderante en la cocina de Almagro y, en general, en la gastronomía manchega, tiene su origen en la tradición y herencia árabe.



La berenjena aliñada fue introducida como modo de conservar durante más tiempo un producto de la huerta que era básicamente estacional, de manera que pudiera ser disfrutado más allá de su época de recogida.

Para la elaboración de esta receta se seleccionan berenjenas pequeñas, sin que hayan completado su proceso de maduración, y se procede a su cocción (una vez peladas, quitadas las espinas y eliminada la parte sobrante del pedúnculo), entre 15 y 20 minutos. Posteriormente, se parten en dos mitades las berenjenas y se deja que fermenten durante entre 10 días y dos semanas con una tira de hinojo atravesando cada mitad. Se pueden rellenar con pimiento y ajo.

Una vez completada la fermentación se introducen y cubren las berenjenas en el clásico aliño, elaborado con agua, ajo, aceite, vinagre (al gusto, en función de lo fuertes que se quiera que estén las berenjenas), pimentón, sal y hierbas aromáticas o cominos molidos, en función de las preferencias. Gracias a las propiedades conservantes del vinagre, las berenjenas pueden conservarse en perfecto estado y consumirse sin riesgos durante varios meses.



Hay varias maneras de presentar las berenjenas de Almagro, además de aliñadas:

–          Embuchadas (con o sin pimiento).

–          En trozos.

–          En cogollos.

Denominación de origen

La berenjena de Almagro es una variedad propia y original que dispone de la denominación de Indicación Geográfica Protegida. Esta variedad se cultiva y produce en las localidades y municipios de Almagro, Bolaños de Calatrava, Aldea del Rey, Calzada de Calatrava, Valenzuela de Calatrava, Granátula de Calatrava y Viso del Marqués.

La berenjena aliñada de Almagro tiene un aporte calórico de apenas 20 calorías por cada 100 gramos, con un gran contenido de agua y muchas vitaminas, por lo que estamos ante un plato saludable, dietético y muy recomendable para alternar (ya sea como plato principal o acompañamiento) con otros guisos más potentes y contundentes de la gastronomía manchega.



Uno de los productos y materias primas esenciales de la gastronomía de Almagro. Desde el año 1994, la berenjena de Almagro cuenta con la Indicación Geográfica Protegida. Este producto es el protagonista de platos tan tradicionales como las berenjenas embuchadas o las berenjenas aliñadas.