Parador Nacional de Almagro

Entrar en el Parador Nacional de Almagro, es viajar al pasado. Un convento del siglo XVI a escasos metros de la Plaza Mayor y el casto histórico. Su interior es espectacular. Patios abovedados increíbles, techos con grandes vigas de madera y una piscina de temporada al aire libre.

Su arquitectura es digna de ver. Si finalmente no reservas en el parador y reservas en otro de los encantadores hoteles en Almagro, no pierdas la oportunidad de pasar por el parador a tomar un café o un refresco y deleitarte con su arquitectura y decoración.

Podrás disfrutar de una cocina manchega tradicional elaborada con productos de la zona. Comprueba ahora la disponibilidad y no pierdas esta gran ocasión de disfrutar de un lugar único y encantador.

parador-almagro
camas-parador-almagro
Ir arriba